En este caso, Karin me encargó una ilustración para regalarle a su hija, para ponerla en la puerta de entrada. Tenía que salir ella, su marido, su hija pequeña y su gatito. Es una familia aficionada a la escalada!