Ansiedad. Aireando emociones.

Las emociones estancadas y no expresadas enferman nuestro cuerpo y nuestra alma.

No funciona querer controlarlas, ni bloquearlas, ni taparlas, pues al hacerlo bloqueamos nuestra capacidad para sentir. Están ahí para poder experimentar el mundo y la vida.

Las emociones son energía, y como tal, deben moverse, deben ser canalizadas. Cada una nos impulsa a realizar algo, ya sea reír, llorar, huir, protegernos … y deben ser por lo tanto expresadas.

Si intentamos además comprender porqué y para qué las hemos reprimido; el porqué las tenemos y no nos permitimos soltarlas, nos conducirá a un conocimiento más profundo de nosotros mismos. Dejarán de tener fuerza sobre nosotros y podremos actuar de manera mucho más consciente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: