Ansiedad. Pensamientos de futuro.

La ansiedad es una acumulación de miedos y pensamientos irracionales de futuro traídos al presente.

Es un futuro deformado por un pensamiento ansioso.

En la ansiedad la mente corre más veloz que la vida.

Este exceso de pensamientos sobre lo que puede llegar a ocurrir forma una tormenta en nuestra mente que provoca a su vez una cascada de reacciones bioquímicas en el cuerpo con todas las sensaciones desagradables que ya conocemos. Pero detrás de esa tormenta hay algo hermoso.

Lo bueno es que nada, absolutamente nada de todo lo horrible que nos está diciendo la ansiedad, se va a cumplir. No nos volveremos locos, ni perderemos el control, ni nos va a dar un infarto. Lo que nos indica es que hay que trabajar para despejar nuestro cuerpo de emociones acumuladas, creencias que no son ciertas y posibles traumas. Liberar el cuerpo de tanta y tanta tensión. Hay que aprender a relajar el cuerpo y la mente con la respiración. No hay soluciones mágicas. La solución pasa por restaurar de nuevo el equilibrio tanto físico, como mental y emocional.

La ansiedad no deja de ser un síntoma. Es un grito de nuestro cuerpo señalando que debemos volver a reequilibrarnos.

Con amor

Rosaana B.

 

Ansiedad. Mírate, háblate y trátate como lo haría la persona que más te ama en el mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: