Ansiedad. Ponte en marcha.

Como muchos de los que hemos pasado por esto, me hice mil análisis y pruebas buscando una causa orgánica a lo que me ocurría, todas ellas negativas. Pero por aquel entonces yo ni sospechaba que habían terapias para el trastorno de ansiedad- básicamente porque ningún psiquiatra me habló de ansiedad- así que me hundí más pensando que no había salida.

Pero la hay.

Años después, cuando buscando por internet dí con lo que me ocurría, tuve que ponerme en marcha. Además de ayuda de psiquiatra y psicóloga, busqué la ayuda de quienes lo habían superado y conocían bien el camino. Así que me puse en marcha. Tuve que aprender muchas cosas durante el trayecto sobre sensaciones, miedos y pensamientos que me desbordaban. Pero todo es ponerse y enfrentar.

El primer paso es pues parar y aceptar que se tiene un trastorno debido a la tensión acumulada. Y que nada va a cambiar si no se reconocen las causas y se pide ayuda para enfrentar el problema. Las causas pueden ser múltiples, desde problemas puntuales, estilo de vida,  hasta la acumulación de presión debido a un trauma pasado. Poco a poco las irás desenmascarando.

Pero por mucha ayuda que pidas, los pasos los das tú. Y tú te vas a rescatar de esa jaula. Y se sale más fortalecido, con más recursos y saboreando más los momentos dulces.

Si das los pasos, tu vida volverá a arrancar, esta vez libre de tensiones y descargada de emociones acumuladas.

En marcha.

Con amor,

Rosaana B.

Ansiedad. Como un tunel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: