Seleccionar página

 

EL ARQUEROel arquero

El arquero sabe que no sólo necesita de un dardo afilado.

Requiere de un enérgico adiestramiento, una técnica perfecta y una habilidad exquisita.

Sabe que debe disponer de movimientos precisos y de la visión de un halcón.

 Ha de demostrar un pulso férreo, que no tiemble ante el desafío enfrentado.

Por eso antes de lanzar una flecha se pregunta ¿es una meta suficientemente grande como para invertir todo mi esfuerzo? ¿Vive en ella la  promesa de una realidad mejor? ¿Arde mi corazón ante la posibilidad de alcanzarla?

Si es así, lanza  su flecha.

Puede fallar.

Pero jamás se arrepentirá del tiro.

Rosaana B.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: