Seleccionar página

EL INSONDABLE HECHIZO DE LA ORACIÓN

la plegaria

La genuina oración es un arma poderosa y un cómplice sin igual para el frágil corazón humano. De carácter tan  firme que erradica de base cualquier duda, posee sin embargo la inocencia sincera de una fe sin reservas.

Utiliza la lírica del sentimiento y la vibrante poesía de la emoción. La oración legítima- aquella que antepone la gratitud al resultado- aunque ignorada en tiempos recientes, está avalada por una sublime sabiduría que atesora miles de años de antigüedad.

Vive rodeada de una atmosfera de aprecio y sencillez. Se dibuja en forma de ritual silencioso, pero no es rutinaria ni mecánica; no exhibe gestos ni palabras; disfruta de un estado total de entrega sin opción alguna a la duda o a la desconfianza.

 Combina magistralmente la certeza en el resultado con el don de la aceptación. Está tan fuertemente conectada al poder creador, que el mismo universo se inclina en su ofrenda de respuesta. Y es que la verdadera plegaria está basada en una conmovedora emoción de agradecimiento hacia lo que se nos va a dar, y que sustituye por completo las preocupaciones y súplicas en las que se ve envuelta una plegaria vacía, una plegaria de petición.

La ternura y pasión vertidas en una oración sincera conlleva una sutil e inexorable transformación que modifica nuestra perspectiva, poniéndonos en una situación de poder y aprecio. Ella trasciende el tiempo y el espacio, para colocarnos en presencia de aquello que invocamos. Así es como la oración actúa, nos pone en contacto íntimo con las  poderosísimas e invisibles fuerzas del universo, convirtiéndonos misteriosamente en co-creadores de una nueva realidad.

Esta fuerza no puede ser aireada a los incrédulos ni sometido a críticas ni juicios. Debe ser protegida. La energía debe ser preservada. Haz de esto una parte muy privada de tu vida.

La auténtica oración es personal, exclusiva, humana y dulcemente emotiva. Y la respuesta del universo no lo es menos.

                                                                                                                                                                             Rosaana B.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: